Ventajas y desventajas de los televisores enrollables

Escrito por el enero 15, 2019

Rubén Andrés, escribió  un artículo el pasado 13 de enero de 2019 en “computerhoy” tratando las ventajas y desventajas que suponen los televisores enrollables.

En este menciona que LG ha presentado en el CES 2019 que se celebra en Las Vegas, un nuevo formato de televisor enrollable que permite ocultar el televisor cuando no se está usando. Este no es un proyecto nuevo, ya que los primeros prototipos se presentaron en la edición de 2014.

La nueva propuesta de LG para sus televisores enrollables se sustenta bajo el argumento de que los televisores son cada vez más grandes y ocupan un mayor espacio en el salón, por lo que es necesaria una solución que, tal y como ya hicieron en su día las pantallas motorizadas de los proyectores, haga posible disfrutar de una excelente calidad de imagen en gran formato, sin que la pantalla estropee la estética de tu salón.

Este nuevo formato de televisor enrollable abre una innovadora senda que, de tener buena acogida entre el público, otros fabricantes también podrían adoptar. A continuación se presentan las ventajas y desventajas que ofrecen los televisores enrollables que llegarán en 2019.

Ventajas

1-Máxima calidad OLED en el mínimo espacio.

La llegada de los televisores Oled marcaron una carrera entre los diferentes ensambladores para ofrecer el televisor más delgado ya que con esta tecnología no se necesita una matriz de LEDs para la retroiluminación.

Por arte de LG la respuesta fueron los televisores de la gama Signature Wallpaper W que, en sus versiones W7 de 2017 y W8 de 2018, logran reducir la pantalla a su mínima expresión ofreciendo un televisor que se podía colgar en la pared como un cuadro y que solo sobresalía unos 3mm.

Sin embargo, al apagar el televisor, nos encontramos con un enorme rectángulo negro que no siempre resulta atractivo para la decoración de tu hogar.

Algunos fabricantes han intentado minimizar el impacto de ese rectángulo negro haciéndolo pasar por un cuadro. Esta solución pasaba por mantener el televisor constantemente encendido (aunque no es el mismo consumo que cuando lo usas con normalidad) y siempre resulta un tanto extraño y forzado tener un cuadro de grandes dimensiones en medio del salón.

La evolución que propone LG con el Signature OLED TV R es contar con un papel capaz de ofrecer la máxima calidad de imagen, tal y como hacían los modelos que hemos mencionado antes.

Esto supone una ventaja más a nivel estético que práctico. Mientras el televisor está desplegado y encendido, ofrece la misma calidad de imagen que los televisores tradicionales “no enrollables” de gama Premium de la marca. Sin embargo, cuando ya no usa el televisor, este se oculta en un elegante y minimalista mueble eliminando el problema estético del enorme rectángulo negro que antes quedaba en la pared.

 

2-Un diseño vanguardista y elegante.

Los que ya cuentan con unos años en este mundo y han visto la evolución de la tecnología de consumo todavía recuerdan con ternura como se despegaban las primeras pantallas de proyección motorizadas que bajaban desde el techo cuando se activaba el proyector. El equivalente a esa sensación será la que recuerden los más pequeños dentro de algunos años al pensar en cuál fue el primer televisor enrollable que recuerdan.

El efecto ¡Wow! De las primeras veces que se activa el mecanismo de enrollado del panel es indiscutible y sin duda llamará la atención de todo aquel que lo contemple, al menos hasta que este formato de televisores enrollables se popularicen en el mercado.

El diseño elegante y vanguardista cuenta con unos cuidados acabados en aluminio, que contrastan con la calidez de la lana empleada en el tejido que cubre los altavoces en el frontal que han salido de los telares del prestigioso fabricante danés Kvadrat. Un indiscutible toque de estilo, modernidad y elegancia para su salón

3-Varias posiciones, varios usos.

Otra ventaja de tener un televisor enrollable es la posibilidad de usarlo sin tener que desplegarlo completamente. En este sentido LG ha configurado el despliegue del Signature OLED TV R en tres posiciones: desplegado totalmente, en modo parcial y oculto totalmente.

Con el modo parcial, la pantalla se despliega parcialmente, de manera que en ella se pueden mostrar fotos que se envían desde el móvil, la interfaz de selección de música y los controles de reproducción o la información meteorológica.

De este modo, el televisor enrollable se convierte en un centro multimedia con una pantalla que muestra información útil al usuario. De este modo, el televisor se convierte en una pantalla auxiliar desde la que controlar la música ambiente o realizar tareas sencillas que no requieren toda la pantalla.

La última opción es poder usar la barra de sonido que se aloja en el mueble donde se enrolla la pantalla. Esto permite utilizar la barra de sonido como un altavoz independiente. Eso sí, un altavoz de gran calidad ya que cuenta con una potencia de 100W en una configuración de audio Dolby Atmos de 4.2 canales.

También cuenta con compatibilidad con AirPlay 2 y Bluetooth, por lo que el usuario puede gestionar la música desde su Smartphone.

Desventajas:

1-Un cajón a medida de pocos salones.

El mueble en el que se enrolla el televisor puede ser una ventaja y un inconveniente dependiendo del usuario. Si no tienes un espacio definido para instalar el televisor, puede ser una ventaja ya que no se necesita ningún mueble adicional.

En cambio, si ya se cuenta con un mueble para ello, este mueble, algo más voluminoso que un pie convencional, puede convertirse en un obstáculo para instalarlo sobre un mueble o en un determinado hueco.

Con un televisor convencional, si el soporte no se adapta al mueble del salón, siempre se puede colgar el televisor en la pared. Esa opción no se contempla en el caso del Signature OLED TV R, que impone la presencia de ese cajón en la base del televisor.

2-Poco margen de mejora en el futuro.

Otra de las desventajas impuesta por la obligación de uso de la barra de sonido integrada en el mueble donde se enrolla el televisor ya que, aunque el televisor se conecte a un amplificador o sistema de sonido externo diferente, continuará necesitando el mueble para ocultarse en su interior.

Un televisor tiene una vida media de uso de 10 años, por lo que es muy probable que dentro de una década, los sistemas de sonido para televisores hayan evolucionado. Sin embargo, el usuario se verá obligado a mantener el sistema de sonido actual por venir integrado en la estructura del televisor, impidiendo (o al menos no facilitado) la actualización de parte de sus componentes.

3-Durabilidad de las pantallas enrollables.

La evolución tecnológica se ha construido a base de aciertos y errores. Cuando un fabricante lanza al mercado una nueva tecnología siempre procura – por su propio bien – asegurarse de que ofrece un correcto funcionamiento mediante decenas de test de calidad y resistencia.

Sin embargo, el tiempo lo pone todo en su lugar y destapa defectos que no aparecían ni en un millón de test de calidad. Esto lleva a que, al ser un panel OLED que debe permanecer enrollado en el interior de un cubículo, el usuario todavía no tiene la certeza de si el paso del tiempo puede deteriorarlo, y asaltan dudas sobre cómo responderá el panel si se mantiene enrollado durante un cierto tiempo sin usarse y otras circunstancias que pueden darse en el uso cotidiano del televisor.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


fibwi radio 103.9 fm

Current track
TITLE
ARTIST