La sala de plenos del Ayuntamiento de Inca ha acogido la segunda Junta Local de Seguridad de este año en Inca. Ha sido una reunión en la que han participado el Alcalde, Virgilio Moreno, en representación de la delegación del Gobierno, Rogelio Araujo, el capitán de la compañía de la Guardia Civil de Inca, Antonio M. Mateo, Vicenç Martorell, representante de la Conselleria de Administraciones Públicas, la concejala de seguridad, Antonia Triguero, el jefe de la Policía Local, Pep Cañete y otros concejales y miembros de los cuerpos de seguridad. Durante el acto, se ha subrayado que habrá un dispositivo de más de 300 personas, entre cuerpos de seguridad, personal sanitario, Protección Civil y seguridad privada durante las tres Ferias de Inca, el dimecres y el Dijous Bo.

Para este año, habrá un especial cuidado, por parte de la Delegación de Gobierno en el tema del alcohol, sobre todo en cuanto a su relación con el tráfico y con el consumo entre menores. Dado el dispositivo se espera una situación de normalidad ante unos acontecimientos en los que pasarán miles de personas por la capital del raiguer. Habrá un trabajo de prevención y control por parte de la Guardia Civil en coordinación con la Policía Local durante el dimecres y el Dijous Bo.

Se destinará la zona de Jaume I y parte de la ronda de Migjorn estacionamientos, así como nuevos solares destinados a aparcamientos. Se prevé una capacidad de más de 1000 plazas para cada evento Asimismo se puede emplear el tren o los autobuses del TIB.

Por otra parte, el jefe de la Policía Local, Pep Cañete, ha presentado los datos más relevantes del servicio. De estas hay que destacar los dispositivos especiales que se han dispuesto en las zonas de mayor concurrencia como medida preventiva. De igual manera, dentro del plan especial de los acontecimientos se habilitarán vías de emergencia para llegar a cualquier punto de la feria con la máxima inmediatez.

Dejar respuesta